EL IMPUESTO SOBRE LA RENTA Y EL CAMBIO PARA EL 2024

Para poder comprender la raíz de dónde vienen los impuestos hay que hacer un breve viaje a la
historia en donde los ciudadanos ya sea de un poblado, de un reinado, de un territorio en el cual
tiene una forma de gobierno organizada, cede ya sea de forma voluntaria u obligada su soberanía
a la forma de gobierno en turno, este gobierno para poder proveer servicios, protección o
cualquiera que sea su objetivo necesita dinero. La pregunta aquí seria cómo recaudaría dinero de
sus ciudadanos, la respuesta más sencilla sería ese intercambio que en la antigüedad se llevaba a
cabo en el cual, el ciudadano pagaba un tributo o un impuesto al gobierno a cambio de protección
y de tierra.
En México tenemos diversos impuestos desde el carácter federal, estatal y municipal, por el cual
estos niveles de gobierno reciben dinero para gastarlo en la ciudadanía a través de bienes y
servicios.
Cada año en estos tres niveles de gobierno se hace un presupuesto de ingresos y una ley de
egresos en los cuales se hacen las proyecciones financieras y conforme a las necesidades de la
ciudadanía se planean cómo se van a recaudar y cómo se van a gastar esos fondos.
Uno de los Impuestos que le aplica a toda persona física y moral es el Impuesto Sobre la Renta o
ISR, en el cual, se gravan los ingresos de las personas.
En personas físicas aplica a los salarios, servicios profesionales, enajenación de bienes,
arrendamientos o cualquier fuente de ingreso que este estipulado en la ley entre otros ejemplos.
En personas morales, se grava la utilidad fiscal, para poder llegar a esta utilidad se tendría que
hacer la formula de ingresos y deducciones autorizadas.
El ISR no es igual para todos, esto depende de los ingresos que perciba una persona, pero sobre
todo uno de los temas más importantes son las deducciones autorizadas que tenemos previstas en
las leyes fiscales y los estímulos que existen en la misma a fin de que el pago de este impuesto
disminuya, todo esto esta previsto en las disposiciones fiscales.
La propuesta hecha por el legislativo va encaminada al aumento en la tasa del Impuesto sobre la
Renta, en el sector financiero recordando que este impuesto es sobre las ganancias o utilidades
percibidas y se modifica de un 0.15% a un 0.5%, esto no afectara a todos si no aquellos que tienen
utilidades derivadas de vehículos financieros, tales como inversiones, fondos, o cualquier otro que
derive de este sistema.
También vemos organismos del sector privada como la Asociación Mexicana de Instituciones
Bursátiles y el Consejo Coordinador Empresarial proponer la disminución de la tasa de retención
del Impuesto Sobre la Renta, influyendo en la decisión de una de las cámaras del poder legislativo.

Habrá que esperar la decisión final tomada por el legislativo y lo que en su tiempo publique el
ejecutivo que será vigente para el 2024 en la que se incluirá los estímulos fiscales y los porcentajes
de retención de impuestos, así como la Ley de Derechos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *